Smoothie de plátano, manzana y yogur

(4 Votos-Total:5/5)

¿Te gustaría tomar más fruta, pero te cuesta? ¿Quieres desayunar algo sano y no dispones de mucho tiempo? Si te sientes identificado o identificada con estas situaciones, los batidos y smoothies son la solución que buscas. Es la mejor manera de disfrutar de lo mejor de la fruta de una manera rápida y deliciosa.

Raciones

2

Tiempo de preparación

5 minutos

Dificultad

Muy fácil

Calorías

165

Receta de smoothie de plátano, manzana y yogur

Aunque los nutricionistas recomiendan consumir las frutas enteras y no trituradas, este tipo de bebidas a base de batidos pueden ser una alternativa saludable a los refrescos azucarados o a las bebidas alcohólicas. En verano, acompañadas de un poco de hielo, son tan apetecibles y refrescantes que no nos acordaremos de la cerveza de rigor.

Además de frutas, los smoothies suelen incluir otros ingredientes como leche, yogur o, incluso, verduras, como el batido verde de espinacas con manzana y pepino que preparé hace poco. Para que estén ricos debemos elegir ingredientes que combinen bien entre sí y que no sean demasiados. De lo contrario, solo conseguirás una mezcla de sabores un tanto extraña.

En este caso preparamos un batido de plátano, manzana y yogur, tres alimentos que casi todos solemos tener en casa. Para evitar que estas frutas se pongan oscuras, añadiremos un poco de zumo de limón, que es antioxidante. Contrarrestamos su acidez incorporando unos dátiles que, además de dulzor, nos aportarán un extra de fibra alimentaria.

¿Te has quedado sin manzanas, pero tienes fresas en casa? Prepara este batido de plátano y fresas. ¿Que no tienes más que plátanos en casa y, además, te gustan las texturas cremosas? Pues un batido de plátano y avena con un toque de canela te encantará.

Ingredientes para hacer batido de plátano, manzana y yogur

  • 200 ml de leche entera
  • 2 manzanas (de la variedad que quieras)
  • 2 plátanos maduros
  • 1 yogur natural
  • zumo de 1 limón
  • 3 dátiles medjoul

Ingredientes para hacer batido de plátano, manzana y yogur
Ingredientes para hacer batido de plátano, manzana y yogur

Cómo hacer smoothie de plátano, manzana y yogur

  1. Prepara los ingredientes de la receta. Comienza lavando bien las manzanas y retirando el corazón. Pártelas en pedazos. Pela el plátano y córtalo en trozos. Si los dátiles tienen hueso, retíralo.
  2. En una licuadora potente o robot de cocina, agrega todos los ingredientes del smoothie. Tritura a alta velocidad hasta obtener una mezcla suave y homogénea. Yo he preparado mi receta de plátano, manzana y yogur en Thermomix, pero puedes usar el electrodoméstico que prefieras.
  3. Comprueba la consistencia de tu batido. Si lo quieres más líquido, añade un poco más de leche. Por otro lado, si te gustan mucho los sabores dulces, puedes agregar un dátil adicional.
  4. Por último, disfruta de tu bebida. Puedes dejarla reposar unos minutos en la nevera para que esté bien fresquita. Como hemos añadido zumo de limón no se oxidará. Otra opción es servirla con unos cubitos de hielo.
Triturar todos los ingredientes del smoothie de plátano, manzana y yogur
Triturar todos los ingredientes del smoothie de plátano, manzana y yogur

Consejos para hacer el smoothie con plátano, manzana y yogur

Los dátiles medjoul son más carnosos y dulces que otras variedades de dátil. Son los que normalmente compro yo, aunque puedes usar la variedad que quieras. En lugar de añadir los dátiles enteros puedes usar un caramelo de dátiles casero. Otra opción sería endulzarlo con eritritol, sacarina, estevia… Empieza incorporando poquita cantidad y añade más si lo consideras necesario.

Puedes sustituir la leche entera de vaca por leche de almendra, de soja, de avena… Lo mismo te digo con el yogur. Ten en cuenta esto si eres vegano o intolerante a la lactosa.

Por último, te hago una advertencia. Los nutricionistas recomiendan consumir las frutas enteras antes que en zumos o batidos. Hay algunos estudios científicos que asocian el consumo de este tipo de preparaciones con la aparición de diabetes tipo II, así que no conviene abusar.

Por otro lado, si reducimos las frutas a batidos hasta convertirlas en líquido, aumentaremos la ingesta calórica, pues normalmente se necesitan varias piezas para preparar uno de estos batidos. En cambio, si las tomamos enteras, probablemente consumamos una sola pieza. Lo ideal es consumir de manera habitual las frutas enteras y reservar las bebidas al estilo de este smoothie de plátano, manzana y yogur para momentos puntuales.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario