Recetas de pasta saludables, fáciles de hacer y muy ricas

Cocinada de la manera adecuada, la pasta tiene cabida en un menú saludable. Es más, su consumo debería estar incluido en casi cualquier tipo de dieta, ya que este alimento es una excelente fuente de carbohidratos, es decir, de energía. En El Jardín de las Recetas descubrirás una selección de platos de pasta ligeros y sabrosos con los que disfrutar de este ingrediente tan popular.

¿Cómo hacer la pasta más saludable?

Para hacer recetas saludables con pasta no se deben perder de vista algunos aspectos. En primer lugar, la pasta será siempre integral, pues contiene mayor cantidad de nutrientes, entre ellos la valiosa fibra. Esta fibra nos ayuda a regular la sensación de apetito y contribuye a mejorar la salud intestinal.

Por otro lado, la pasta se deberá acompañar de una buena cantidad de vegetales y hortalizas. Así incrementaremos su valor nutricional, pero también la haremos más agradable a la vista. A la hora de elegir algún ingrediente proteico para enriquecerla, en lugar de carnes procesadas o muy grasas, se optará por carnes magras o proteínas vegetales (tofu, seitán…). El pescado y el marisco también son buenas opciones para dar más variedad a nuestro menú.

En cuanto a las salsas, aliños y aderezos que suelen acompañar a los platos de pasta, el aceite de oliva virgen extra o salsas a base de verduras, preferiblemente caseras, deben ser la prioridad. Un pesto ligero, una salsa de tomate o una salsa a base de aguacate son buenas opciones. Las salsas y otros condimentos comerciales suelen ser productos cargados de azúcares añadidos y grasas saturadas, por lo que, en la medida de lo posible, deberán evitarse. Cuanto más ligero sea el acompañamiento de la pasta, mejor.

Trucos para mejorar tus platos de pasta saludables

¿Quieres un truco para aportar un extra de cremosidad a tus platos de pasta sin necesidad de usar nata? Añade en el último momento un poco de agua de cocer la pasta y remuévela. Esta agua contiene almidón, el cual ayuda a ligar la salsa.

Un último consejo para cocinar platos de pasta más saludables. Procura que esta quede al dente, es decir, no la cuezas en exceso. Una pasta muy cocida tiene un mayor índice glucémico. Sigue las indicaciones del paquete para calcular el tiempo de cocción, pues varían de un tipo de pasta a otro.