¿Qué es la granola? ¿Cómo se puede tomar?

(2 Votos-Total:5/5)

La granola es uno de los desayunos o meriendas más saludables y ricos que podemos tomar. Está muy rica con leche, con yogur natural. Incluso se puede comer sola. Te contamos qué es la granola y cómo disfrutar del máximo de su crujiente textura y sabor delicioso.

¿Qué es la granola y para qué sirve?

La granola es un alimento hecho a base de copos de avena mezclados con diferentes frutos secos o frutas deshidratadas. A esta mezcla se le pueden añadir semillas y otros cereales, como trigo inflado. Se le puede añadir sabor con especias o, incluso, algún trocito de chocolate. Esta mezcla de ingredientes suele aglutinarse con miel o algún sirope hasta formar pequeños copos. Todo ello se hornea hasta que queda dorado y crujiente.

La granola puede tomarse sola, o bien, acompañada de leche o yogur. También es habitual emplearla para aportar un toque crujiente a los postres.

Además de rica, la granola es una preparación llena de nutrientes, que suma los beneficios de la avena con los de los frutos secos y las frutas deshidratadas que le podamos añadir. Por tanto, es una gran fuente de carbohidratos, fibra y proteínas de origen vegetal.

¿Cuál es la diferencia entre la granola y el muesli?

Aunque la granola y el muesli son preparaciones similares, no son exactamente lo mismo. Existen algunas diferencias entre la forma de preparación y los ingredientes que incluye cada uno, lo cual influye en la textura y sabor característico de cada uno.

Para empezar, la granola va horneada. Además, los ingredientes se mezclan con un edulcorante tipo miel y, a veces, con algún aceite vegetal que ayuda a crear una especie de grumos o racimos de ingredientes, los cuales resultan muy crujientes y sabrosos tras el horneado.

En cambio, el muesli no pasa por el horno, sino que es solo una mezcla cruda de avena, frutos secos, semillas y frutas deshidratadas. La falta de horneado le da una textura más suave y un sabor menos dulce en comparación con la granola.

Por otro lado, la granola suele contener más azúcar y grasas debido a los edulcorantes y aceites utilizados en su preparación. Estos ingredientes no solo añaden sabor, sino que también ayudan a aglutinar los ingredientes durante el horneado. El muesli no necesita la adición de ninguno de estos ingredientes, por lo que suele ser más ligero y tener menos calorías. No obstante, esto siempre dependerá de los ingredientes elegidos para su elaboración.

Qué es la granola: un desayuno saludable
Granola saludable para desayunar

¿Qué tan saludable es la granola?

Una vez que sabemos qué es la granola, a lo mejor te estás preguntando si es un alimento sano o no. Pues bien, la granola será todo lo saludable que sean sus ingredientes. Una granola saludable debe estar compuesta principalmente por ingredientes integrales como avena, nueces, semillas y frutas secas, ofreciendo una fuente rica en fibra, vitaminas y minerales.

Es esencial que sea baja en azúcares añadidos y grasas saturadas. Si se quiere endulzar, se hará en poca cantidad. Las grasas saludables provenientes de nueces y semillas son bienvenidas, mientras que se debe evitar el exceso de sodio e ingredientes artificiales.

Controlar el tamaño de la porción también es clave. En última instancia, hacer granola en casa permite un mayor control sobre los ingredientes, los cuales podemos personalizar a nuestro gusto. Dicho todo esto, veamos cómo hacer granola casera saludable. Toma nota de la receta.

    ¿Por qué hacer una granola casera?

    Actualmente, es muy fácil encontrar una amplia variedad de granolas en los supermercados: con fruta, con chocolate, sin gluten… Sin embargo, aunque muchas de ellas prometen ser saludables, la realidad es que no lo son. Estas granolas comerciales suelen estar repletas de azúcares, cereales refinados y grasas poco saludables, como el aceite de palma. Todo ello para hacerlas más palatables y atractivas al gusto del consumidor, sin importar si están contribuyendo a cuidar su salud o no.

    Por eso, si quieres desayunar granola saludable, lo más recomendable es que la prepares en casa. De esta manera podrás elegir ingredientes de calidad, que sean verdaderamente sanos y, lo mejor de todo, adaptados a tus gustos personales.

    Una vez que sabes qué es la granola, prepararla en casa es fácil y bastante rápido. En un momentito de horno la tenemos lista. Si eres de esas personas que siempre va justa de tiempo, aprovecha a preparar una buena cantidad cuando te pongas a ello. Si la conservas bien tapada en un tarro te puede durar hasta 2 semanas en buenas condiciones.

    Más artículos que te gustarán

    Deja un comentario