Paté de champiñones y nueces, receta vegana y fácil

(3 Votos-Total:5/5)

Es fácil de hacer y no lleva ningún ingrediente de origen animal. Prepara este paté de champiñones de nueces y disfruta de un aperitivo rico, saludable y vegano.

Raciones

4

Tiempo de preparación

30 minutos

Dificultad

Muy fácil

Calorías

195

Paté de champiñones y nueces, una receta muy versátil

Las recetas de patés vegetales, como este paté con champiñones y nueces, son perfectas para disfrutar de un aperitivo o un picoteo rico y saludable. Admiten muchos ingredientes, los cuales podemos combinar según nuestros gustos para no cansarnos de ellos.

En este caso, los champiñones y las nueces son los protagonistas de esta receta. A diferencia de otros patés vegetales en los que los ingredientes se trituran directamente, aquí vamos a darles una cocción previa. Concretamente a los champiñones, los cuales van pochados con un poco de cebolla y un diente de ajo para que tomen más sabor.

Este paté puedes degustarlo de muchas maneras: en bocadillos, como guarnición, formando parte de canapés… Al final de la receta te doy más ideas, se una preparación que nos puede dar mucho juego en la cocina.

Si no te gusta alguno de los ingredientes de la receta, o no puedes tomarlos, echa un vistazo a este paté vegetal de tomate seco y aceitunas. Tiene una textura similar a este, pero un sabor completamente diferente. También puede que te guste esta sobrasada vegana, otra opción de paté untable vegano que está buenísimo.

Y, ahora sí, vamos con esta receta de paté de champiñones y nueces. Toma nota. Vas a ver qué fácil es su preparación.

Ingredientes para hacer paté de champiñones y nueces vegano

  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 500 g de champiñones
  • 70 g de nueces peladas
  • aceite de oliva virgen extra
  • perejil fresco
  • pimienta negra
  • sal

Ingredientes para hacer paté de champiñones y nueces
Ingredientes para hacer paté de champiñones y nueces

Cómo hacer paté de champiñones y nueces

  1. Comienza pelando y cortando el diente de ajo en láminas. Además, pela la cebolla y pícala finamente también. Así tardará menos tiempo en hacerse.
  2. Por otro lado, limpia los champiñones con un trapo húmedo y córtalos en trocitos. Si están muy sucios puedes lavarlos debajo del chorro de grifo y luego escurrirlos muy bien.
  3. Ahora echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una sartén. Cuando esté caliente, añade la cebolla y el diente ajo. Incorpora también un poquito de sal. Pocha estos ingredientes a fuego medio, durante unos 10 minutos, hasta que la cebolla comience a estar transparente. Remueve de vez en cuando para evitar que se queme.
  4. Incorpora los champiñones troceados y cocina unos 10 minutos, más o menos, hasta que estén blanditos y bien hechos. Echa también un poco de pimienta negra.
  5. Retira esta preparación del fuego y deja que se temple un poco. A continuación, viértela en el vaso de tu batidora o robot de cocina.
  6. Incorpora las nueces y tritura hasta obtener una textura de paté. Si quieres que se noten algunos trocitos, tritura unos pocos segundos. Si prefieres una consistencia más homogénea, tritura un poco más.
  7. Guarda el paté de champiñones y nueces en un recipiente bien cerrado y mételo en la nevera para que se enfríe. Sírvelo decorado con un poco de perejil fresco picado.

Cómo hacer paté vegetal de champiñones paso a paso
Sofreír la cebolla y los champiñones. Sazonar y triturar junto con las nueces hasta obtener un paté.
Paté vegetal de champiñones y nueces
Paté vegetal de champiñones y nueces

Consejos para hacer este paté vegetal de champiñones

Puedes usar setas de la variedad que quieras en lugar de champiñones: shiitake, perrechicos, seta de cardo… El sabor no será el mismo, pero la textura sí.

Este paté de champiñones y nueces se conserva unos tres días en la nevera. Mételo en un recipiente tapado, preferiblemente de vidrio para que no adquiera olores.

Tanto los champiñones como las setas son un producto muy poroso que absorbe mucha agua cuando lo lavamos. De ahí que normalmente se recomiende limpiarlos con un trapo húmedo. No es recomendable lavarlos sumergiéndolos en agua, pues se comportan casi como si fuera esponjas; absorben mucho líquido y luego pierden sabor. Si tus champiñones tienen mucha tierra es preferible limpiarlos bajo el chorro del grifo en lugar de remojarlos en agua.

Con qué tomar los patés vegetales o veganos

Los patés vegetales, al estilo de este paté de champiñones y cebolla, tienen la textura adecuada para sustituir un paté tradicional en cualquier uso culinario. No obstante, aquí van algunas ideas para que disfrutes de todo su sabor y sus beneficios nutricionales.

  • Al igual que haces con los patés de origen animal, úntalo en bocadillos, tostadas, montaditos… Puedes tomarlo solo o acompañado de otros vegetales, quesos, embutidos, etc.
  • Acompañado con unos palitos de verduras, unos picos de pan integral o unos nachos caseros, es una opción ideal para servir como un aperitivo saludable. Preséntalo de una manera bonita y tendrás un plato perfecto para picotear cuando tengas invitados en casa.
  • Rellena unas tartaletas de hojaldre o de masa quebrada, coloca encima unos tomatitos cherry u otro vegetal que te guste. Ya tienes unos canapés listos para degustar.
  • Si te sobra un poco de este paté de champiñones y nueces, puedes añadirlo a guisos u otras preparaciones para aprovecharlo. También te servirá como un relleno para carnes, verduras…
  • También puedes servirlo como guarnición de platos de carne, pollo y pescado. En este caso quedaría más rico cuando aún está caliente.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario