Hummus con tomate seco, receta muy fácil

(3 Votos-Total:5/5)

Fácil de hacer, sabroso y muy saludable. Este hummus con tomate seco en aceite es perfecto para tomar con verduritas crudas, con pan de pita o como más te guste. Prepáralo y disfruta de la versión más italiana de este famoso plato.

Raciones

10

Tiempo de preparación

10 minutos

Dificultad

Muy fácil

Calorías

165

Versionando el tradicional hummus

Si intentas comer de manera saludable, seguramente habrás probado el hummus más de una vez. Y es que esta crema de garbanzos de origen árabe está elaborada con uno de los alimentos más sanos que hay: las legumbres. Esto convierte al hummus en un plato que podemos tomar con cierta frecuencia.

Para no cansarnos de él podemos versionarlo de vez en cuando. Los puristas no estarán de acuerdo con la iniciativa, pero todo sea por seguir disfrutando de sus bondades sin aburrirnos. En el blog encontrarás ya publicada una receta de hummus de remolacha, muy rico y colorido.

En esta ocasión, al tradicional plato árabe le hemos incorporado tomates secos en aceite y un toque de orégano. El resultado es un hummus con un aroma muy italiano e igualmente rico.

Por cierto. Recuerda que esta receta de hummus con tomate seco no incorpora ningún producto de origen animal, por lo que es apta para vegetarianos y veganos. Si te gustan los aperitivos con tomates secos, pruébala. te va a encantar. Dicho todo esto, veamos cómo se prepara.

Ingredientes para hacer hummus con tomate seco

  • 400 g de garbanzos (cocidos y escurridos)
  • 150 g de tomates secos en aceite (escurridos)
  • 50 g de tahini
  • 40 g de aceite de oliva (puede ser el que viene con los tomates)
  • zumo de 1/2 limón grande
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 1 pizca de comino
  • 125 ml de agua
  • Para decorar: unos trocitos de tomate seco, sésamo tostado y aceite de oliva virgen extra

Ingredientes para hacer hummus de tomate seco
Ingredientes para hacer hummus de tomate seco

Cómo hacer hummus de tomate seco

  1. En primer lugar, parte el diente de ajo por la mitad y retira el germen. Es la parte más indigesta y la que suele sentar mal.
  2. Seguidamente, introduce todos los ingredientes en el vaso de un robot de cocina. También lo puedes hacer con una batidora de vaso o cualquier otro electrodoméstico que sea potente.
  3. Tritura a alta potencia hasta obtener una crema lo más fina y homogénea que puedas. Es posible que la mezcla se suba por las paredes del robot, así que deberás parar de vez en cuando y bajarla para seguir triturando.
  4. Cuando ya tengas hecho el hummus, comprueba que tanto el punto de sal como del resto de condimentos están a tu gusto. Si es necesario, añade un poco más de comino, tahini, etc.
  5. Finalmente, sirve tu hummus con tomate seco en un recipiente que sea bajito, como un plato o cuenco, extendiéndolo con el dorso de una cuchara. Decóralo con unos trocitos de tomate seco, un poco de sésamo tostado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Preparación del hummus de tomate seco
Triturar todos los ingredientes del hummus. Ajustar los condimentos al gusto de cada uno.
Receta de hummus con tomates secos
Receta de hummus con tomates secos

Consejos para hacer hummus con tomate seco en aceite

  • Si utilizas garbanzos de bote, de esos que vienen ya cocidos, no tardarás nada en preparar el plato. También podrías utilizar unos garbanzos que te hayan sobrado de otra preparación.
  • Ajusta la cantidad de condimentos a tu gusto. Con las cantidades que te facilito obtendrás un hummus de sabor suave, pero siempre puedes adaptarlo a tus preferencias.
  • Al principio añade poca cantidad de sal. Si te has quedado corto siempre estás a tiempo de incorporar más al final de la elaboración, pero si te pasas, tiene peor solución.
  • Una vez preparado, el hummus aguanta 2 o 3 días en la nevera y guardado en un recipiente bien cerrado.
  • Ni este hummus con tomate seco ni ningún otro hummus debe congelarse. La textura quedaría muy arenosa, como desligada.

¿De qué formas se puede tomate el hummus de garbanzos y tomate seco?

Aunque la forma tradicional de degustar el hummus es tomándolo con un poco de pan de pita, esta crema de garbanzos tiene muchas aplicaciones en la cocina.

Por ejemplo, puedes usar unas verduritas cortadas en bastones para tomarlo, que nos harán la misma función de cuchara que hace el pan, pero aportando menos hidratos de carbono. Elige verduras que tengan buen sabor en crudo y cuya textura sea crujiente, como la zanahoria, el apio, el pimiento rojo…

Los hummus también se pueden utilizar a modo de paté vegetal o crema untable. Añádelo a tus tostadas, sándwiches y bocadillos. Estarás aportando un extra de jugosidad, sabor y nutrientes.

¿Buscas una forma de hacer salsas más saludables? El hummus puede ser una solución. Si vas a utilizarlo a modo de salsa, acuérdate de añadirle un poco más de agua o aceite de oliva para que su textura sea más líquida.

El hummus con tomate seco también puede servirse como guarnición, como si de un puré de patatas se tratara. En este caso, lo recomendable es dejarlo con una consistencia algo más espesa.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario