Galletas integrales de avena con aceite de oliva

(4 Votos-Total:5/5)

¿Te gusta desayunar algo dulce de vez en cuando? ¿Quieres preparar algún snack rápido para tomar fuera de casa? Echa un ojo a esta receta de galletas integrales de avena. Quedan crujientes y buenísimas.

Unidades

16

Tiempo de preparación

35 minutos

Dificultad

Fácil

Calorías

110

Las recetas de galletas son muy agradecidas. Puedes hacer infinidad de combinaciones de ingredientes para lograr sabores y texturas de lo más variado. Estas que ves aquí llevan avena, harina integral y aceite de oliva entre otros ingredientes.

¿Podríamos decir que es una receta de galletas integrales saludables? Son más sanas que las que encontramos en un supermercado, pues están hechas con una grasa saludable como es el aceite de oliva. Además, aportan una buena cantidad de fibra. Sin embargo, llevan un poquito de panela, que al fin y al cabo es azúcar.

Como te decía más arriba, existen muchos tipos de galletas. Estas desprenden un delicioso aroma a limón, son finas y tienen una textura crujiente muy agradable. Son ideales para mojar en nuestra bebida caliente preferida. Si te gustan las galletas blanditas, mejor prepara esta receta de galletas y chocolate. Tienen esa textura más tierna que buscas.

Seguro que estás deseando saber cómo se hacen estas galletas integrales caseras sin mantequilla. Son muy sencillas y, al ser finitas, tardan muy poquito en hornearse. Vamos a verlo.

Ingredientes para hacer galletas integrales de avena

  • 1 huevo mediano
  • 70 g de aceite de oliva
  • 110 g de copos de avena integrales
  • 90 g de harina de trigo integral
  • 25 g de coco rallado
  • 85 g de panela
  • ralladura de 1/2 limón

Ingredientes para hacer galletas integrales de avena
Ingredientes para hacer galletas integrales de avena

Cómo hacer galletas integrales con aceite de oliva

Prepara la masa

  1. En un recipiente grande, bate el huevo ligeramente. Cuando esté listo, incorpora el aceite de oliva y mezcla bien (foto 1). Puedes hacer con una varilla sin problemas, no hace falta que uses ningún robot de cocina.
  2. Añade la panela y la ralladura de limón. Sigue batiendo hasta que se disuelvan los granitos de azúcar (foto 2).
  3. Incorpora los copos de avena (foto 3). Cambia la varilla por una cuchara o espátula y mézclalos hasta integrarlos.
  4. Ahora es el turno de añadir el coco rallado e integrarlo, como has hecho con los anteriores ingredientes (foto 4).
  5. Por último, añade la harina (foto 5). Al ser integral, no vamos a tamizarla, pues se nos quedaría el salvado en el tamiz. Mezcla bien hasta obtener una masa homogénea (foto 6).
  6. Tapa la masa de las galletas integrales y déjala reposar unos 30 minutos en la nevera. La harina y la avena absorberán algo de humedad y la masa será más manejable.
Masa de galletas integrales con aceite de oliva
Mezclar los ingredientes para obtener una masa. Dejar reposar en la nevera.

Corta y hornea las galletas

  1. Pasado el tiempo de reposo, saca la masa de la nevera. Deberá tener una consistencia algo pegajosa y húmeda, pero lo suficientemente densa como para que puedas trabajarla con las manos.
  2. Con ayuda de un rodillo, estira la masa hasta obtener una plancha de unos 3 o 4 mm de grosor, no mucho más (foto 7). Queremos que las galletas queden finas y crujientes. Para facilitarte la tarea, puedes estirar la masa entre dos láminas de papel vegetal, el que usamos para hornear.
  3. Corta la masa con el cortador que prefieras (foto 8). Junta los recortes, vuelve a estirar y repite el proceso hasta terminar con toda la masa.
  4. Coloca las galletas en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal (foto 9). Con que dejes entre ellas un dedo de separación es suficiente, pues casi no crecen durante el horneado.
  5. Hornea a 180º durante 12 minutos más o menos, o hasta que los bordes se doren ligeramente.
  6. Cuando tus galletas integrales de avena estén listas, trasládalas con cuidado a una rejilla (foto 10). Deja que se enfríen por completo.
Hornear galletas integrales saludables
Estirar la masa, cortar y hornear las galletas integrales saludables. Dejar enfriar en una rejilla.
Galletas integrales de avena
Así de buenas quedarán las galletas integrales de avena.

Consejos para preparar galletas integrales de avena

Debes poder estirar la masa y cortar las galletas sin que se queden pegadas a tus manos o a la superficie de trabajo. Si no es así, añade un poquito más de harina y vuelve a comprobar la consistencia. No añadas de más, pues las galletas de quedarían duras.

Asimismo, evita hornear las galletas demasiado. Si las cueces en exceso también quedarán duras e, incluso, algo amargas. El tiempo exacto de horneado es variable, pues depende del tamaño y grosor de tus galletas. No las pierdas de vista.

Usa un cortador de formas sencillas para cortar las galletas. Puede ser redondo, cuadrado, con forma de flor… Con un simple vaso bastaría, incluso. Si usas un cortapastas con muchos recovecos es posible que la masa se rompa al levantarla de la superficie de trabajo.

Otra opción para dar forma a tus galletas de avena integrales es hacerlo a mano. Toma una bolita con las manos y aplástala hasta dejarla bien fina. Tendrán un aspecto más casero y rústico que también queda muy bonito.

Puedes sustituir la ralladura de limón por otro aroma, como la canela o la vainilla. Por otro lado, si quisieras preparar una galletas sin azúcar podrías usar un edulcorante en lugar de la panela, aunque ten en cuenta que la textura y el color de las galletas será diferente.

Cómo conservar las galletas de avena

Estas galletas integrales con aceite de oliva te pueden durar hasta dos semanas. Se mantendrán igual de crujientes. Guárdalas en un recipiente bien cerrado, preferiblemente de cristal para evitar que adquieran otros olores. Antes de meterlas en el recipiente, asegúrate de que están completamente frías.

También puedes congelarlas ya cortadas, pero con la masa aún cruda. Cuando quieras disfrutar de unas galletas de avena crujientes y recién hechas, solo tendrás que sacarlas del congelador y meterlas directamente en el horno. No hace falta que las descongeles previamente; con darles 2 o 3 minutos más de horno es suficiente.

¿Qué tan saludables son las galletas de avena?

Estas galletas integrales de avena son un snack más saludable que otras galletas similares que podemos encontrar en los supermercados. Al estar hechas con harina y avena integrales contienen fibra, cuyos efectos positivos en la salud ya hemos destacado. Tampoco llevan grasas saturadas ni hidrogenadas. Sin embargo, en el marco de una dieta saludable, las galletas de avena deben ser consumidas con moderación.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario