Ensalada de espinacas, pera y queso azul

(5 Votos-Total:5/5)

¿Cansado de las ensaladas de lechuga y tomate? Aquí tienes una que te sorprenderá por su combinación de sabores intensos, dulces y salados. Prueba esta ensalada de espinacas, pera y queso azul; te harás adicto a ella.

Raciones

2

Tiempo de preparación

5 minutos

Dificultad

Muy fácil

Calorías

190

Brotes de espinacas, pera y queso azul: tres ingredientes que combinan fenomenal

Cuando hablamos de ensaladas tenemos que recordar que no todas tienen que llevar una base de lechuga. De hecho, jugar con otros vegetales de hoja verde te ayudará a crear ensaladas más variadas y atractivas. Es difícil cansarse de ellas cuando el abanico de posibilidades es tan variado.

Esta que ves aquí lleva una base de espinacas y va acompañada de una combinación de ingredientes que no falla. Por un lado tenemos la intensidad de sabor del queso azul que contrasta con la dulzura y frescor de la pera. Para aportar un toque crujiente y un extra de grasas saludables añadimos un puñadito de nueces.

Como te digo, el queso azul es uno de los protagonistas de la receta y le da mucha personalidad a cada bocado. No obstante, no es de los quesos más sanos. Si quieres hacer tu ensalada de espinacas más saludable puedes sustituirlo por un queso blanco tipo Burgos. Quedará más ligera y también disfrutarás de un rico contraste de sabores.

Las cantidades que te indico te darán para 2 buenas raciones de ensalada de espinacas. Puedes tomarla como plato único si quieres, pues aporta un abanico amplio de nutrientes. Si lo prefieres puedes servir raciones más pequeñas y ofrecerla como primer plato. En ese caso te rendirá para 3 o, incluso, 4 raciones.

Si te gustan las ensaladas con espinacas también puedes probar esta riquísima ensalada de espinacas y queso feta, igual de fácil de hacer y con otra combinación de ingredientes sorprendente. ¿Que no tienes espinacas en casa? Ningún problema. Puedes preparar una ensalada con calabaza asada, queso feta y tomate seco buenísima o una ensalada con queso de cabra, manzana y nueces.

Ingredientes para hacer esta ensalada de espinacas frescas

  • 125 g de brotes de espinacas
  • 75 g de queso feta
  • 2 peras de conferencia
  • 60 g de nueces peladas
  • 30 g de uvas pasas
  • aceite de oliva virgen extra al gusto
  • 1 cucharada grande de vinagre de Jerez
  • sal

Ingredientes para hacer ensalada de espinacas, pera y queso azul
Ingredientes para hacer ensalada de espinacas, pera y queso azul

Cómo hacer ensalada de espinacas con pera y queso azul

  1. Lava las peras y pélalas. Quítales el corazón. Corta una de ellas en daditos y, la otra, en láminas. Estas las usaremos para decorar los platos de ensalada.
  2. Casca las nueces si aún no lo has hecho y trocéalas ligeramente. Desmenuza el queso azul; puedes hacerlo con las manos o con un cuchillo, como quieras.
  3. Haz una vinagreta mezclando el aceite de oliva virgen extra, el vinagre de Jerez y la sal. Agita bien hasta obtener una emulsión. Puedes hacerlo metiendo los ingredientes en un tarro tapado y agitándolo.
  4. Lava las hojas de espinacas si fuera necesario y escúrrelas muy bien para eliminar el agua. También puedes usar un centrifugador de alimentos; son ideales para sacarles la humedad a los vegetales de hoja.
  5. Y procedemos a emplatar. Coloca las espinacas en una fuente o en sendos platos. Añade los ingredientes de la ensalada, es decir, el queso azul, la pera, las nueces y las uvas pasas. Mezcla todo y aliña con la vinagreta en el momento de servir tu ensalada de espinacas.

Otros consejos para hacer ensalada de espinacas, pera y queso azul

Un apunte más respecto a los ingredientes. Cuando hacemos una ensalada de espinacas lo ideal es utilizar brotes, pues son más tiernos. No obstante, si no los encuentras, puedes hacerlos con la hoja grande. En ese caso te aconsejo que la trocees finamente para que sea más agradable en boca.

¿Están tus brotes de espinacas algo lacios? No pasa nada. Sumérgelos en agua fría durante unos minutos y volverán a estar crujientes. Si hace calor, añade unos cubitos de hielo al agua.

Hablando de los ingredientes de esta ensalada de espinacas y queso azul. Yo te propongo una combinación de sabores, pero puedes emplear los que consideres oportunos.

Cómo conservar las ensaladas de espinacas

Las hojas de espinacas son más duras que las de lechuga, canónigos, rúcula u otros vegetales, así que permanecen crujientes durante más tiempo. Por eso son ideales para añadirlas al tupper que nos llevamos al trabajo o para dejar las ensaladas preparadas con algo de antelación. También quedan fenomenal en las ensaladas de legumbres.

Si es lo que tienes pensado hacer, llevarla fuera de casa, procura no aliñar la ensalada hasta el momento de consumirla. Asimismo, consérvala en la nevera todo el tiempo que sea posible.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario