Ensalada de espinacas y queso feta

(3 Votos-Total:5/5)

Las ensaladas son un plato tan versátil y saludable que no nos podemos cansar de ellas. Para que no te falten ideas, aquí tienes una: esta deliciosa ensalada de espinacas y queso feta. Tienes que probarla.

Raciones

2

Tiempo de preparación

5 minutos

Dificultad

Muy fácil

Calorías

185

Espinacas frescas y queso feta, dos ingredientes que combinan a la perfección

Hay vida más allá de las ensaladas de lechuga y tomate. Variar los ingredientes con los que preparamos nuestras ensaladas no solo ayuda a hacerlas más atractivas, sino también más nutritivas. En esta ocasión preparamos este plato tan saludable con una base de espinacas frescas que vamos a acompañar de otros ingredientes como el queso feta o los tomatitos cherry.

El contraste de sabores y textura queda delicioso. El gusto ligeramente ácido del feta combina con la dulzura de la manzana y las uvas pasas que, a su vez, aportan su toque crujiente. Para disfrutar de todos estos ingredientes sin enmascararlos, lo ideal es aliñarlos de la manera más ligera posible. En este caso, una vinagreta sencilla hecha con aceite de oliva virgen extra, vinagre de Jerez y un poquito de sal.

Esta ensalada con espinacas y queso feta no solo es un festín para tus papilas gustativas, sino que también es una gran fuente de nutrientes. Las espinacas son ricas en vitaminas (A, B, C, K…) y minerales, como el hierro y el calcio, mientras que el queso feta aporta proteínas y calcio adicional. Las uvas pasas añaden un extra de fibra, al igual que la manzana, la cual enriquece la ensalada con más vitaminas y un toque refrescante. El aliño de aceite de oliva no solo realza todos los sabores, sino que también incorpora sus grasas saludables.

Las cantidades que te indico en esta receta rinden para 2 buenas raciones de ensalada para tomar como plato único, o bien, para tres raciones que podemos acompañar de alguna otra fuente de proteína, por ejemplo.

¿No tienes espinacas en casa, pero tienes ganas de disfrutar de una buena ensalada? Aquí te dejo otras tres opciones: esta ensalada con calabaza asada, queso feta y tomate seco, esta otra ensalada con queso de cabra, manzana y nueces y, si prefieres un plato algo más contundente, esta ensalada de patata ideal para el verano. A cual más rica. Y, ahora sí, vamos con la ensalada de espinacas.

Ingredientes para hacer esta ensalada de espinacas frescas

  • 125 g de brotes de espinacas
  • 150 g de queso feta
  • 200 g de tomates cherry
  • 1 manzana
  • 30 g de uvas pasas
  • aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada grande de zumo de limón
  • 1 cucharada grande de vinagre de manzana
  • sal

Ingredientes para hacer la ensalada de espinacas y feta
Ingredientes para hacer la ensalada de espinacas y feta

Cómo hacer ensalada de espinacas y queso feta

  1. Prepara los ingredientes que darán sabor a la ensalada. Lava los tomates cherry y pártelos por la mitad, según sea su tamaño. Desmenuza con las manos el queso feta (también puedes cortarlo en dados si lo prefieres). En último lugar, lava la manzana, pélala y córtala en pedazos de tamaño regular. Rocíalos con el zumo de limón para evitar que se oxiden.
  2. Haz una vinagreta mezclando el aceite de oliva virgen extra, el vinagre de manzana y la sal. Agita bien hasta obtener una emulsión. Puedes hacerlo metiendo los ingredientes en un tarro tapado y agitándolo.
  3. Lava las hojas de espinacas si fuera necesario y centrifúgalas o escúrrelas muy bien para eliminar el agua.
  4. Coloca las espinacas en una fuente. Añade los ingredientes de la ensalada, es decir, el queso feta, la manzana, los tomates cherry y las uvas pasas. Mezcla todo y aliña con la vinagreta en el momento de servir tu ensalada con queso feta y manzana.
Cómo hacer ensalada con espinacas y queso feta
Cómo hacer ensalada con espinacas y queso feta

Otros consejos para hacer ensalada de espinacas y queso feta

Las espinacas son algo más duras que otras verduras de hoja, como la lechuga o los canónigos y ofrecen la ventaja de aguantar más tiempo en buenas condiciones una vez aliñadas. Por tanto, si te sobra algo de ensalada no se estropeará si la consumes pasadas unas horas. También estará agradable de comer. No obstante, siempre es preferible aliñarla en el momento de tomarla.

Precisamente, al ser una hoja dura, cuando la vamos a destinar a ensalada lo ideal es escoger brotes de espinacas, pues son más tiernos y tiene un sabor más suave. En su defecto se puede hacer con las hojas grandes, evidentemente.

Si no tienes vinagre de manzana puedes sustituirlo por vinagre de Jerez o cualquier vinagre de vino. El único vinagre que te desaconsejo es el vinagre balsámico de Módena, pues suele estar cargado de azúcar añadido.

Hablando de los ingredientes de esta ensalada de espinacas y queso feta. Yo te propongo una combinación de sabores, pero puedes emplear los que consideres oportunos.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario