Ensalada de escarola, tomate y granada muy rica

(2 Votos-Total:5/5)

¿Quieres preparar un plato saludable, colorido y muy sencillo? Te propongo una ensalada de escarola, tomate y granada que será el entrante perfecto de cualquier comida.

Raciones

2

Tiempo de preparación

10 minutos

Dificultad

Muy fácil

Calorías

200

Ensalada con escarola y tomate: una receta saludable y sencilla

La escarola es un vegetal propio del invierno, por lo que es muy típico tomarla en Navidad. Es un alimento que aporta pocas calorías, fibra y una buena cantidad de agua, lo cual la convierte en un aliado maravilloso para hacer tu menú de Navidad más saludable y equilibrado.

Su ligero sabor amargo y su textura crujiente combinan con infinidad de alimentos. En esta ensalada está acompañada de unos tomates cherry y de otro de los alimentos típicos de la temporada invernal, la granada. Unas nueces y unas uvas pasas terminan por completar esta sabrosa y saludable lista de ingredientes.

Como ocurre siempre que preparamos una ensalada con la intención preparar un plato saludable, hay que tener cuidado con los aliños. Evita salsas calóricas o abundantes que añadan calorías vacías a nuestra receta. Siempre que puedas, decántate por un aderezo sencillo con un buen aceite de oliva virgen extra.

Poco más puedo decirte de esta ensalada de escarola y tomate, entre otros ingredientes, así que vamos a ver cómo se prepara. No es una receta cerrada, es decir, si tienes que realizar alguna sustitución, adelante.

Ingredientes para hacer ensalada de escarola, tomate y granada

  • 125 g de escarola
  • 200 g de tomates cherry
  • 100 g de nueces peladas
  • 75 g de granos de granada
  • 50 g de uvas pasas
  • 50 ml aproximadamente de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal al gusto

Ingredientes para hacer ensalada de escarola, tomate y granada
Ingredientes para hacer ensalada de escarola, tomate y granada

Cómo hacer ensalada de escarola, tomate y granada

  1. Empieza lavando bien la escarola. Escúrrela lo mejor que puedas, si es con un centrifugador de lechugas, mejor.
  2. Lava y parte los tomates cherry por la mitad.
  3. Trocea las nueces en pedazos más pequeños. Puedes hacerlo simplemente con las manos.
  4. Por otro lado, vamos a preparar la vinagreta con la que aliñaremos la ensalada. Para ello coloca el aceite de oliva virgen extra, el vinagre y la sal en un recipiente. Bate estos ingredientes con un tenedor hasta que emulsionen. Hay quien prefiere introducir todos los elementos de la vinagreta en un tarro y, una vez cerrada la tapa, agitarlo hasta obtener esa emulsión.
  5. Finalmente, coloca todos los ingredientes de la ensalada en un bol, riega con la vinagreta y mezcla todo bien. Lo normal es que los tropezones de la ensalada se vayan al fondo del recipiente, así que, si lo prefieres, puedes emplatarla directamente para que así todo quede mejor distribuido.

Preparar los ingredientes de la ensalada
Preparar los ingredientes de la ensalada, incluida la vinagreta
Receta de ensalada de escarola y tomate fácil y saludable
Receta de ensalada de escarola y tomate fácil y saludable

Consejos para hacer ensalada con escarola, tomate y granada

  • Intenta consumir tu ensalada recién preparada. Con el paso de las horas, las hojas de escarola se reblandecen y pierden ese toque crujiente tan rico que tienen.
  • Si hace mucho tiempo que has comprado las uvas pasas, es posible que estén un poco secas y endurecidas. Para solventar ese problema, introdúcelas unos 10 minutos en agua caliente y luego escúrrelas muy bien. Ya verás cómo se ablandan.
  • ¿Has ido a utilizar la escarola que tienes en la nevera y te has encontrado con que las hojas están mustias? No re preocupes. Llena un bol con agua fría y añádele unos cubitos de hielo. Introduce ahí la escarola y déjala reposar unos 10 o 15 minutos. Pasado este tiempo, las hojas recuperarán firmeza. Acuérdate de escurrirla muy bien antes de utilizarla.
  • Cuando preparo ensalada de escarola, tomate y granada me gusta aliñarla con vinagre de Jerez. También queda muy bien con un vinagre de vino blanco o de manzana, por ejemplo. Te desaconsejo utilizar vinagres balsámicos o vinagres tipo Módena, pues contienen cantidad de azúcar.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario