Ensalada con calabaza asada, queso feta y tomate seco

(7 Votos-Total:5/5)

¿Quieres preparar un plato saludable, colorido y muy sencillo? Te propongo uno muy otoñal: una ensalada con calabaza asada, queso feta y tomate seco. Queda muy rica y es muy fácil de hacer.

Raciones

4

Tiempo de preparación

35 minutos

Dificultad

Fácil

Calorías

250

Ensalada con calabaza: una receta saludable y sencilla

La calabaza, protagonista de esta ensalada, es uno de los alimentos por excelencia del otoño. Pertenece a la familia de las cucurbitáceas, al igual que el melón, el pepino, la sandía o el calabacín.

Es un ingrediente muy versátil en cocina, pues con ella pueden elaborarse infinidad de platos. Asada está muy rica, pero también cocida, hervida, salteada… Es perfecta para tomarla en forma de cremas, purés, guarniciones, guisos… También se utiliza mucho en la elaboración de postres, dado su ligero sabor dulzón y esa textura suave que adquiere una vez cocinada.

¿Qué sabores combinan con la calabaza? Al ser ligeramente dulce, más si la preparamos asada, lo ideal es acompañarla de ingredientes que aporten notas ácidas o saladas que aporten un contrapunto. Por eso el queso feta y el tomate seco quedan tan ricos en este plato.

Además, es un alimento lleno de nutrientes. Su llamativo color naranja ya nos da una pista sobre su alto contenido en betacarotenos y licopeno, a los cuales acompañan vitaminas antioxidantes como la C y la E. La calabaza también nos aporta minerales y una buena dosis de fibra, todo ello aportando muy pocas calorías.

Una de las maneras más ricas y ligeras de disfrutar de los beneficios de la calabaza es asándola. Pero, cuidado, si luego la acompañamos de ingredientes calóricos o la añadimos a tartas y pasteles, estaremos perdiendo gran parte de estos beneficios. Por tanto, aquí te propongo disfrutar de la calabaza en forma de ensalada, acompañada de otros ingredientes que nos aportan contrastes de sabor y color.

Si te gustan este tipo de ensaladas saludables, también puedes probar opciones como esta sencilla ensalada de escarola, tomate y granada o esta otra ensalada de espinacas y queso feta. ¿Buscas una opción más contundente que te pueda servir como plato único? Prueba una ensalada de patata y salmón ahumado, por ejemplo.

Ingredientes para hacer ensalada con calabaza asada, queso feta y tomate seco

  • 75 g de hojas verdes (yo he usado canónigos y rúcula)
  • 250 g de calabaza cruda y sin piel
  • 100 g de queso feta
  • 100 g de tomate seco en aceite
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre de Jerez
  • sal

Ingredientes para hacer ensalada con calabaza asada, queso feta y tomate seco
Ingredientes para hacer ensalada de calabaza asada, queso feta y tomate seco

Cómo hacer ensalada de calabaza asada, queso feta y tomate seco

  1. Empieza asando la calabaza. Para ello pela y corta la pieza en trozos. Yo he usado una calabaza tipo cacahuete, pero no es necesario que sea de esta misma variedad. Ten cuidado, pues la piel de la calabaza es muy dura y te puedes cortar. Colócalos sobre una bandeja del horno cubierta con una lámina de papel vegetal.
  2. Vierte un poquito de aceite de oliva por encima y hornea la calabaza a 200 ºC durante 25 minutos más o menos. Si algún trozo se dora un poco no pasa nada; es más, así tendrá más sabor. Ese color significa que los azúcares naturales de la calabaza se están caramelizando. Una vez tengas lista la calabaza, deja que se enfríe y córtala en trocitos pequeños.
  3. Mientras tanto, parte los tomates y el queso feta también en trocitos.
  4. Por otro lado, coloca los canónigos y la rúcula en un recipiente amplio. Incorpora los ingredientes que has preparado. Aliña con aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal al gusto. Ten cuidado al añadir la sal, pues tanto el queso feta como el tomate en aceite son ingredientes bastante sabrosos.
  5. Finalmente, mezcla todo bien. Ya puedes disfrutar de tu ensalada de calabaza asada y queso feta.
Trozos de calabaza asada en el horno
Cortar en trozos la calabaza y asarla en el horno
Cortar el tomate seco, el queso feta y la calabaza en trozos
Cortar el tomate seco, el queso feta y la calabaza en trozos
Ensalada con calabaza asada saludable y muy rica
Ensalada de calabaza asada saludable y muy rica

Consejos para hacer ensalada con calabaza asada y queso feta

Lo ideal es consumir tu ensalada con calabaza asada recién hecha. Con el paso de las horas, las hojas de lechuga se reblandecen y no quedan tan ricas. Si tienes que preparar la ensalada con antelación, ten listos todos los ingredientes, incluida la calabaza ya horneada, y mézclalos en el momento de servir.

Espera a que la calabaza se enfríe por completo antes de montar la ensalada. Al añadirla caliente, las hojas de los canónigos y la rúcula se quedarán lacias. Si te ha ocurrido esto y necesitas que las hojas vuelvan a estar crujientes, sumérgelas unos minutos en agua helada.

Cuanto más pequeños cortes los trozos de calabaza, menos tiempo tardarán en asarse. Puedes aprovechar que tienes el horno encendido para asar un poco más de calabaza y tenerla ya preparada para elaborar otras recetas.

Si no te apetece encender el horno, puedes preparar esta misma ensalada con calabaza cocida. Perderemos el caramelizado que da el horno, pero también quedará buena. Otra posibilidad es asar la calabaza en tu airfryer.

Si los tomates que estás usando vienen envasados en un buen aceite de oliva, puedes aprovecharlo para aliñar la ensalada.

¿Cuánto tiempo aguanta la calabaza asada?

La calabaza asada dura unos 4 o 5 días en la nevera. Introdúcela en un recipiente bien cerrado, preferiblemente de cristal para que no adquiera olores. Asar calabaza es un proceso sencillo, pero si queremos que quede caramelizada y bien tierna lleva un tiempo. Por eso puedes aprovechar a preparar más cantidad que la que necesitas para hacer esta ensalada y guardarla para otras elaboraciones.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario