5 consejos para no engordar en Navidad

(4 Votos-Total:5/5)

¿Cansado de tener que hacer dieta después de las fiestas navideñas? ¿Piensas que no hay forma de comer saludable en estas fechas? Sigue estos consejos para no engordar en Navidad y conseguirás mantenerte en tu peso.

Cómo comer saludable en Navidad

La Navidad ya está aquí y, aunque es una de las épocas más esperadas del año, también puede convertirse en una pesadilla para quienes intentan llevar una alimentación saludable. Según algunos estudios más de la mitad de los españoles gana hasta tres kilos en Navidad. Y es que es difícil resistirse a un trozo de turrón o una copita de champán cuando estamos rodeados de cantidades de comida y bebida fuera de lo normal.

Sin embargo, llegar a Reyes sin que la báscula lo note es posible. Para conseguirlo no tienes más que seguir estos 5 consejos para no engordar en Navidad y, al mismo tiempo, seguir disfrutando de las reuniones con amigos y comidas familiares.

Consejos para antes de las fiestas

Por mucho que te quieras cuidar en Navidades, es muy probable que tarde o temprano tomes algún dulce o degustes algún plato pasado de calorías. Por eso es importante tomar consciencia de ello y anticiparnos unas semanas antes siendo más precavidos con lo que comemos.

En previsión a esos días de posibles excesos, procura introducir más fruta y verdura en tus platos en las semanas previas a las fiestas. Acuérdate de alimentos como las legumbres y otras fuentes de proteína vegetal, pues no sol productos que suelan abundar en las mesas navideñas.

Además, es muy importante evitar a toda costa el consumo de bebidas alcohólicas, bebidas azucaradas y dulces navideños antes de las fechas clave de la Navidad. Puedes ir comprando los turrones y los polvorones, pues luego sabemos que el precio de todo sube, pero guárdalos a cal y canto en un armario.

Limita las porciones de comida

Es uno de los principales consejos para no engordar en Navidad. Es fácil caer en la trampa de llenar el plato con porciones generosas durante las celebraciones navideñas. Sin embargo, limitar las porciones es clave para evitar el exceso de calorías. Opta por porciones más pequeñas y escucha las señales de saciedad de tu cuerpo. No te sientas obligado a comer todo en tu plato; es perfectamente aceptable dejar algo en el plato. Este enfoque te ayudará a disfrutar de las delicias navideñas sin comprometer tu peso.

Come poco a poco y disfruta de cada bocado

La prisa y el estrés durante las fiestas pueden llevarnos a comer rápidamente sin prestar atención a las señales de saciedad. Comer despacio y saborear cada bocado es esencial para permitir que nuestro cuerpo envíe las señales adecuadas al cerebro sobre la sensación de saciedad. Además, disfrutar de la comida lentamente puede hacer que te sientas más satisfecho con porciones más pequeñas. Tómate tu tiempo, conversa con familiares y amigos entre bocado y bocado, y haz de cada comida una experiencia agradable.

Disfruta de un desayuno saciante

Comenzar el día con un desayuno equilibrado y saciante puede marcar la diferencia durante las festividades. Opta por alimentos ricos en fibra, como cereales integrales, frutas y yogur. Estos desayunos te mantendrán lleno de energía y evitarán que llegues a las comidas festivas con un apetito voraz. Evitar saltarse el desayuno también ayuda a regular el metabolismo y controlar los antojos a lo largo del día.

Limita el consumo de alcohol

El consumo de alcohol puede contribuir significativamente al aumento de peso durante las Navidades. Además de ser calórico, el alcohol tiende a desinhibir nuestras elecciones alimenticias, llevándonos a consumir más calorías de lo necesario. Establece límites razonables para tu consumo de alcohol durante las celebraciones. Opta por bebidas más ligeras y alterna con agua para mantenerte hidratado. Limitar la ingesta de alcohol no solo beneficia tu peso, sino también tu bienestar general.

Realiza algo de actividad física a diario

Aunque las festividades pueden traer consigo una agenda ocupada, es esencial no descuidar la actividad física. Mantén tu rutina de ejercicio regular, incluso si es necesario ajustarla ligeramente debido a las festividades. Si el gimnasio está cerrado, busca alternativas como correr al aire libre, hacer ejercicio en casa o participar en actividades físicas en grupo con amigos y familiares. La actividad física no solo quema calorías, sino que también ayuda a mantener tu motivación y contribuye a una sensación general de bienestar.

Sigue estos consejos para no engordar en Navidad y podrás disfrutar de las festividades sin comprometer tu salud y bienestar. La clave está en la moderación y la conciencia de tus elecciones alimenticias y de estilo de vida. Recuerda que las Navidades son un momento para celebrar y compartir con seres queridos, pero también es importante cuidar de tu cuerpo. Con pequeños ajustes, puedes mantener un peso saludable y comenzar el nuevo año sintiéndote bien contigo mismo. ¡Felices y saludables fiestas!

Más artículos que te gustarán

Deja un comentario