Chips de brócoli con queso, muy crujientes

(11 Votos-Total:5/5)

¿Te cuesta comer el brócoli? Eso es porque no lo has probado de esta manera. Prepara estos chips de brócoli con queso parmesano y entenderás lo que digo. Su sabor y textura te sorprenderán.

Raciones

2

Tiempo de preparación

15 minutos

Dificultad

Fácil

Calorías

205

Receta de chips de brócoli con queso parmesano

El brócoli es un vegetal sano y ligero que tiene cabida en cualquier dieta equilibrada. Está rico, pero a veces no sabemos cómo prepararlo para que resulte más atractivo. Sobre todo cuando hay niños en casa, quienes suelen ser algo más reticentes a comer verdura.

Por eso, si buscas algo de inspiración para disfrutar de esta crucífera, esta receta de chips de brócoli con parmesano es para ti. Hay quien les llama smash brócoli con parmesano, pero no te dejes engañar por el nombre, que es una preparación mucho más fácil de lo que parece.

¿Qué hace que este plato sea tan especial? El queso parmesano se derrite sobre el brócoli al hornearlo, creando una capa crujiente que le aporta un sabor tostado muy especial. Yo he usado queso parmesano, pero se puede sustituir por grana padano u otro similar.

En pocos minutos podrás disfrutar de un snack de lo más saludable o de una guarnición diferente. Incluso puede constituir un primer plato ligero perfectamente. Si ya te has cansado de las patatas al horno o los chips de boniato para acompañar tus platos de pollo o pescado, echa un ojo a la receta. Ya verás qué rica queda.

Ingredientes para hacer un snack de brócoli con queso

  • 300 g de brócoli (solo la parte de las flores)
  • 100 g de queso parmesano rallado
  • sal

Ingredientes para hacer chips de brócoli con parmesano, crujientes y fáciles
Ingredientes para hacer chips de brócoli con parmesano

Cómo hacer chips de brócoli con queso parmesano

  1. Lava el brócoli y separa los ramilletes. Procura que sean trozos pequeñitos, de tamaño de bocado.
  2. Cuece el brócoli en agua con sal durante unos 5 minutos más o menos. No vamos a necesitar más sal que esta, pues el parmesano ya es bastante sabroso.
  3. Saca los ramilletes de brócoli y ponlos a escurrir.
  4. Con ayuda de un vaso, aplasta los ramilletes hasta dejarlos lo más planos que puedas. Tampoco aprietes en exceso, pues se desharán.
  5. Cubre la bandeja del horno con papel vegetal. Encima, ve disponiendo los arbolitos de brócoli unos al lado de otros, pero sin superponerlos, que queden extendidos. Sécalos un poco con un trapo o servilleta de papel para retirar el exceso de humedad que aún pudieran tener. Así quedarán más crujientes. Echa sobre cada uno de ellos el parmesano rallado haciendo pequeños montoncitos.
  6. Coloca la bandeja en la parte superior del horno y gratina hasta que el queso parmesano esté dorado y crujiente. Saca del horno y disfruta de tus chips de brócoli con queso cuando aún están calientes.
Cómo hacer chips de brócoli con queso parmesano
Cómo hacer chips de brócoli con queso parmesano
Brócoli con parmesano al horno
Brócoli con parmesano al horno

Trucos para preparar crujientes de brócoli al horno con queso

Esta receta es tan sencilla que casi no se puede llamar receta, pero aun así hay algún que otro truco que conviene que conozcas. El más importante es que tienes que vigilar muy bien el brócoli con queso mientras se gratina, pues en un momento pueden pasar de estar dorados a quemarse. El tiempo que te indico es orientativo, pues la función de gratinar en cada horno es diferente.

Si tu horno no tiene la opción de gratinar, no pasa nada. Coloca la bandeja del horno en la zona de arriba y programa una temperatura alta, de unos 230-240 ºC. Tras unos 5 o 10 minutos, verás como el queso empieza a derretirse y a tostarse.

Con los tiempos que te indico obtendrás unos chips de brócoli con queso con una textura firme, ligeramente al dente. Si te gustan las verduras un poco más blanditas, puedes alargar esa cocción inicial 2 o 3 minutos más.

Puedes sustituir el queso parmesano por grana padano, que suele ser un poco más económico. Te aconsejo que sea queso rallado, no el polvo, pues esos filamentos de queso nos ayudarán a conseguir la textura crujiente que buscamos.

Procura consumir estos chips de brócoli con queso recién hechos, cuando aún están calientes. Una vez fríos o recalentados estarán también buenos, pero habrán perdido ese crujiente que los hace tan atractivos.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario