Arroz integral con tomate

(3 Votos-Total:5/5)

Pocos ingredientes, fácil de hacer y muy sabrosa. Esta receta de arroz integral con tomate es todo lo que necesitas para preparar una guarnición o un primer plato delicioso. Toma nota de cómo se prepara.

Raciones

2

Tiempo de preparación

40 minutos

Dificultad

Fácil

Calorías

130

Receta de arroz integral con tomate, saludable y sabrosa

El arroz con tomate es uno de los platos más sencillos y ricos que hay. Es una guarnición deliciosa, pero también se puede tomar de primer plato. Y ya si lo acompañamos de un huevo frito y unos pimientos, por ejemplo, constituye una comida completa.

Es un plato que gusta a todo el mundo, desde niños a mayores. De hecho, muchos recordamos el arroz con tomate de la abuela con gran cariño.

Sin embargo, en esta ocasión vamos a hacer una versión más saludable de ese arroz con tomate clásico. ¿Cómo lo conseguimos? Muy fácil. Vamos a sustituir el arroz blanco por arroz integral. El simple gesto de utilizar arroz integra ya aporta un extra de nutrientes. Un arroz integral tres delicias o un arroz meloso con verduras son platos tan ricos como sus versiones con arroz blanco, pero más saludables.

El arroz integral, a diferencia del blanco o refinado, es una fuente beneficios para la salud gracias a su mayor contenido en fibra. Esta fibra no solo promueve una digestión saludable, sino que también contribuye a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Además, la fibra nos brinda una sensación de saciedad más duradera, algo muy a tener en cuenta para aquellos que buscan controlar su peso.

La salsa de tomate que acompaña este arroz puede prepararse de dos maneras igualmente deliciosas. Puedes optar por usar un tomate triturado envasado de calidad o, si están de temporada, emplear tomates naturales. Ambas opciones son igual de saludables.

Dicho todo esto, vamos con la receta. Veamos cómo se hace el arroz integral con tomate.

Ingredientes para hacer arroz con salsa de tomate

  • 150 g de arroz integral
  • 300 g de tomate triturado
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cayena
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra
  • sal

Ingredientes para hacer arroz integral con tomate
Ingredientes para hacer arroz integral con tomate

Cómo hacer arroz con tomate integral

Prepara la salsa de tomate

  1. Empezamos preparando los vegetales de la receta. Pela los dientes de ajo y pícalos finamente. Corta también la cebolla en cubitos pequeños. En cuanto a la zanahoria, lávala, pélala y pártela también en daditos. Es importante que todo esté muy picadito, pues luego no vamos a triturar la salsa (foto 1).
  2. Vierte un chorrito de aceite de oliva en una cazuela o sartén amplia. Cuando esté caliente añade el ajo, la cebolla y la zanahoria. Todo junto. Incorpora también una pizca de sal. Pocha estos ingredientes durante 12-15 minutos más o menos, hasta que la cebolla esté blandita. Si ves que algún trocito toma color, no pasa nada; aportará más sabor a la salsa. Foto 2.
  3. Vierte el tomate triturado, la cayena y un poquito de pimienta negra (foto 3). Aclara el recipiente donde tenías el tomate con un poquito de agua y añádela también. Así evitamos el desperdicio alimentario. Tapa el recipiente para que el tomate no sale, pero dejando una rendijita. Cocina a fuego suave durante 25 minutos aproximadamente. Remueve de vez en cuando para que no se pegue nada.
  4. Una vez esté lista la salsa de tomate, rectifica el punto de sal y pimienta. Reserva.

Cuece el arroz integral y emplata

  1. Mientras se hace la salsa de tomate, aprovechamos para cocer el arroz. Para ello, llena una cazuela con el triple de agua que de arroz, más o menos. Añade otra piza de sal y la hoja de laurel. Esta le dará un ligero sabor al arroz.
  2. Cuando empiece a hervir el agua, incorpora el arroz. Deja que cueza unos 30 minutos aproximadamente, hasta que esté hecho (foto 4). Cada variedad de arroz tiene sus propios tiempos de cocción, así que te recomiendo que consultes las instrucciones del paquete. Cuando lo tengas listo, escúrrelo bien.
  3. Ya solo falta emplatar tu arroz integral con tomate. Yo lo he presentado como hacía mi abuela, en forma de montañita. Para conseguir esta forma llena una flanera o un molde similar con el arroz (foto 5). Apriétalo un poco con el dorso de una cuchara y colócale un plato encima. Dale la vuelta y ya tienes tu montoncito de arroz (foto 6).
  4. Sirve el arroz integral recién hecho acompañado de la salsa de tomate y disfruta de una guarnición o primer plato para chuparse los dedos.
Cómo hacer arroz integral con tomate para guarnición
Cómo hacer arroz integral con tomate para guarnición

Consejos para hacer este arroz integral con tomate

Para que tu salsa de tomate tenga bien de sabor no te cortes al realizar el sofrito, que todo quede bien cocinado. Por otro lado, si notas que la salsa te ha quedado demasiado ácida, echa un vistazo a estos consejos para evitar la acidez de la salsa de tomate.

Si no es temporada de tomates, es posible que la salsa quede más rica usando un tomate triturado o unos tomates enteros envasados. Si son conservas de calidad, serán saludables. Para comprobarlo revisa la etiqueta del producto y asegúrate de que no lleva azúcar añadido. En cualquier caso, evita las salsas de tomate ya cocinadas, pues esas sí que suelen traer una buena cantidad de azúcar oculta.

Si la salsa de tomate te queda muy espesa puedes rebajarla echando un poco más de agua o, si la quieres más sabrosa, un caldo de verduras. Por cierto, puedes personalizar la salsa de tomate con los vegetales o condimentos que prefieras.

Lo ideal es que degustes tu arroz integral con tomate nada más hacerlo; así es como más rico y suelto está. Puedes congelar la salsa de tomate, pero no el arroz. La textura de este último no queda bien después de descongelarse.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario