Albóndigas de pollo al horno, receta saludable

(4 Votos-Total:5/5)

Estas albóndigas de pollo al horno en salsa quedan muy ricas y son fáciles de hacer. Un plato de la cocina tradicional donde sustituimos la carne roja por una más ligera y saludable.

Raciones

4

Tiempo de preparación

55 minutos

Dificultad

Media

Calorías

350

Receta de albóndigas de pollo saludables

Las albóndigas son una preparación que no pasa de moda. Les encantan a los niños, pero también a los adultos. ¿Pero cómo hacer albóndigas saludables y seguir disfrutando de este plato que nos preparaban nuestras abuelas? En esta receta de albóndigas de pollo al horno vamos a descubrirlo.

Para empezar, estas albóndigas saludables están hechas con carne de pollo en lugar de carne roja, la cual es más beneficiosa para nuestra salud. Por otro lado, no van fritas, sino que las cocinamos en el horno. De esta manera no solo evitamos un montón de calorías, sino también manchar la cocina con engorrosas frituras. El resultado son unas albóndigas de pollo sanas, sabrosas y bien sencillas de hacer.

Si te gustan este tipo de recetas tradicionales en su versión más saludable, también te propongo este rico pavo guisado con verduras o a mis deliciosas albóndigas de pavo. Otras dos recetas que son sanas y sabrosas al mismo tiempo.

Qué carne de pollo utilizar para hacer las albóndigas de pollo saludables

Para que las albóndigas sean saludables de verdad intenta evitar esas bandejas de carne de pollo picada que venden ya preparadas en los supermercados. Si le echas un vistazo a la etiqueta verás que el porcentaje de pollo que contienen es mucho menor del que podrías imaginar, pues normalmente les añaden agua, almidones, conservantes…

Lo ideal es que seas tú quien elija las piezas de pollo con las que vayas a preparar estas albóndigas de pollo con salsa. Te las pueden picar en la propia tienda, delante de ti, o bien, lo puedes hacer tú en casa con cualquier picadora o electrodoméstico similar.

Aunque la pechuga es la pieza del ave que más solemos cocinar, te recomiendo que para estas albóndigas de pollo sin freír uses el contramuslo, pues su carne es más jugos. Esta es una de las claves para que esta receta de albóndigas saludables sea todo un éxito. Además, el contramuslo suele estar bastante bien de precio, pues no es una pieza tan demandada como otras.

Sin embargo, incluso usando el contramuslo, las albóndigas de pollo hechas en el horno tienden a quedar un poco más secas que las tradicionales. Por eso necesitamos acompañarlas de una buena salsa que les aporte jugosidad. La salsa para albóndigas que te propongo es bien fácil de hacer, pues solo lleva un sofrito de verduras y un caldo de pollo. No necesitamos ni concentrados ni espesantes ni nada parecido.

Dicho todo esto, ¿quieres aprender cómo hacer albóndigas de pollo al horno saludables? Pues ahora mismo te lo explico. Toma nota.

Albóndigas de pollo al horno, receta saludable
Albóndigas de pollo al horno, receta saludable

Ingredientes para hacer albóndigas de pollo al horno en salsa

  • PARA HACER LAS ALBÓNDIGAS
  • 600 g de pollo
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de avena molida
  • 1 chorrito de leche
  • 1 cucharada de orégano u otra hierba aromática
  • pimienta negra
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • pan rallado (opcional)
  • PARA HACER LA SALSA
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria
  • 2 tomates muy maduros
  • 1 diente de ajo
  • 600 ml de caldo de pollo
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

Ingredientes para hacer albóndigas de pollo al horno con salsa
Ingredientes para hacer albóndigas de pollo al horno con salsa

Cómo hacer albóndigas de pollo al horno en salsa

Prepara las albóndigas de pollo

  1. Comienza por picar la carne de pollo, si es que has comprado las piezas enteras.
  2. En un recipiente grande coloca el pollo picado, la avena molida, el huevo, la leche y los condimentos.
  3. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.
  4. Forma las albóndigas con las manos. Para evitar que la masa se te quede pegada a los dedos, úntate con un poquito de aceite. Procura que todas sean de un tamaño similar para que se cocinen uniformemente.
  5. Reboza las albóndigas en pan rallado para que queden más crujientes. Este paso es opcional, así que si eres celíaco, por ejemplo, te lo puedes saltar.
  6. Coloca las albóndigas en la bandeja del horno, la cual habrás cubierto con papel vegetal. Si ves que las primeras se han achatado un poco mientras hacías las demás, dales forma redonda de nuevo. Vierte por encima de cada una un hilito de aceite de oliva virgen extra.
  7. Cocina las albóndigas a 200 ºC en horno precalentado durante unos 15 o 20 minutos. Es importante no hornear en exceso, ya que podrían secarse demasiado. Una vez listas, las reservamos.
Carne de pollo picada para albóndigas al horno
Mezclar la carne picada con el huevo, la avena y el resto de condimentos
Masa para hacer albóndigas de pollo
Mezclar todo hasta obtener una masa
Albóndigas de pollo con pan rallado
Formar las albóndigas, rebozarlas en pan rallado y verter por encima un hilo de aceite
Albóndigas de pollo al horno
Hornear las albóndigas de pollo hasta que estén hechas

Haz la salsa de las albóndigas

  1. Pica la cebolla, el diente de ajo y la zanahoria en cubitos pequeños. En cuanto a los tomates, pélalos y pártelos también en trozos pequeños.
  2. En una cazuela amplia, vierte un poco de aceite y, cuando esté caliente, añade la cebolla, el ajo y la zanahoria. Cocina estos ingredientes a fuego medio hasta que la cebolla esté blandita. Echa un pelín de sal para ayudar a que se pochen mejor.
  3. Incorpora el tomate y sube un poco el fuego. Poco a poco verás que el tomate va perdiendo el agua y se va concentrando.
  4. Añade el caldo de pollo, tapa la cazuela y deja que se cocine todo unos 20 minutos.
  5. Pasado este tiempo, comprueba que la zanahoria está bien blandita y, si es así, tritura hasta obtener una salsa homogénea. Yo lo hice con una batidora de mano, pero puedes usar un robot o el electrodoméstico que tengas en casa.
  6. Vuelve a colocar la salsa en la cazuela junto con las albóndigas que habías reservado. Cocina todo durante unos 5 minutitos más. Así las albóndigas se calentarán y se impregnarán bien de la salsa.
  7. Finalmente, rectifica el punto de sal y sirve tus albóndigas de pollo al horno.
Verduras pochadas con tomate
Pochar la cebolla, el ajo y la zanahoria. Incorporar los tomates picados.
Sofrito con tomate
Sofrito con tomate
Salsa para acompañar albóndigas de pollo sanas
Añadir el caldo, reducir y triturar
Incorporar las albóndigas de pollo jugosas a la salsa
Unir las albóndigas de pollo con la salsa y dar un último hervor

Consejos para hacer albóndigas de pollo al horno

  • Como te indicaba más arriba, no conviene pasarse con el horneado las albóndigas, pues quedarán demasiado secas. No obstante, el tiempo que te indico es aproximado, pues depende de las tamaño que tengan tus albóndigas, así como de las características de tu horno.
  • Ajusta el espesor de la salsa según tu criterio. Si tras triturar la salsa ves que está muy espesa para tu gusto, puedes añadir un poco más de caldo. Si, por el contrario, te ha quedado muy líquida, puedes calentarla de nuevo para que reduzca.
  • Si no tienes caldo de pollo, puedes sustituirlo por uno vegetal. Si es posible, como siempre, que sea casero. Si vas a usar un caldo de pollo comercial, ten cuidado con la sal que añades, pues este tipo de caldos envasados ya suele traer bastante cantidad.
  • La carne de pollo no es como la de vacuno: las albóndigas deben quedar bien hechas por dentro. Es bastante peligroso comer carne de pollo cruda.
  • Puedes variar las hortalizas que uses para hacer la salsa.

¿Las albóndigas de pollo se pueden congelar?

Sí, las puedes congelar sin problemas. Puedes hacerlo antes de freírlas, o bien, una vez ya terminado el plato, con su salsa y todo. De esta forma tendrás una comida saludable lista para degustar en cualquier momento.

En el congelador te aguantarán de 2 a 6 meses. Para descongelar, ya sabes, hazlo dentro de la nevera, nunca a temperatura ambiente.

Más recetas que te gustarán

Deja un comentario